Miscelánea, Relatos

Sin testigos

Sentían el aliento del tiempo pegado a sus talones. Eran dos fugitivos que perseguían parar la marcha impetuosa del reloj. Las semanas avanzaban mientras esperaban a que llegara aquel instante en el que se perdían para encontrarse el uno al otro bajo la mirada trémula de las farolas. Durante cada noche, cuando la semana vislumbraba… Sigue leyendo Sin testigos