Gitana

Dime a qué vienes a esta guerra, gitana,
con tu mirar firme y tu dulce matar.
Cuando caiga la noche
no habrá deserción posible.
Será una lucha a cuerpo abierto en canal,
sin trincheras que nos salven de nosotros mismos
ni un volver atrás.
No te prometo la gloria,
pero tiéntame con ese respirar
y daré hasta el último aliento
contra tu cuello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.