Invisible

Editorial: Nube de Tinta
Páginas: 304
Edición: 2018
Género: Narrativa juvenil
Autor: Eloy Moreno

¡Hola, nómadas!

Hoy os hablo de un libro que, dicen, está removiendo conciencias y abriendo ojos. Por ello, cuando Nube de tinta me ofreció la posibilidad de reseñarlo, no lo dudé un instante y me lancé a descubrir qué hay tras Invisible, de Eloy Moreno.

Sinopsis

¿Quién no ha deseado alguna vez ser invisible?

¿Quién no ha deseado alguna vez dejar de serlo?

El problema es que nunca he llegado a controlar bien ese poder:

A veces, cuando más ganas tenía de ser invisible, era cuando más gente me veía, y en cambio, cuando deseaba que todos me vieran, era cuando a mi cuerpo le daba por desaparecer.

Reseña – Invisible

Si bien es cierto que hay determinadas lecturas que parecen adaptarse a un público específico, también las hay que, pese a lo que pueda parecer, no deberían asociarse a un sector o edad determinados.

Y es esto último lo que he encontrado en Invisible.

A través de una narración que alterna la primera y la tercera persona, una estructura ágil, capítulos breves y un vocabulario sencillo, Eloy Moreno hilvana una trama que nos arrastra a una sima de sensaciones. No por ello significa que se caiga en un simplismo gramatical. Simplemente, hay en cada párrafo un matiz diferenciador que ayuda a separar entre alguien que escribe una historia y alguien que la hace suya; la empatía. 

Es aquí donde recalo en los personajes. Decía el propio escritor que se le hacía muy complicado y arriesgado abordar esta novela desde la perspectiva de un adolescente. Tras leer estas palabras y compararlas con lo expuesto en estas 300 páginas, solo nos queda quitarnos el sombrero ante semejante extrapolación al papel. Cada hecho, cada acción y cada diálogo nos transportan a la época del timbre y el bocadillo en el recreo. Así, será de la mano de los protagonistas como nos vayamos acercando al abismo del que os hablaba antes.

Nostalgia, ilusión, miedo, justicia, amor, amistad e impotencia se convierten en los pilares fundamentales del argumento. Pero esto no sería posible sin una evolución psicológica excelsa que nos ayuda a asimilar el porqué (o el porqué no) de cada acto y/o consecuencia.

Por otra parte, me gustaría destacar el trasfondo que encontramos en Invisible. A través de la ironía, el sarcasmo y una autocrítica social devastadora, Eloy nos sitúa en los pasillos de cualquier instituto de cualquier ciudad. Sin identificar un espacio concreto, el lector es capaz de ubicar a los protagonistas en un marco espacio-social cercano. Y eso, al fin y al cabo, resulta una bofetada de realidad tremenda. Pero también necesaria. Cuando vivimos en una sociedad que agacha la cabeza ante los problemas, resulta esperanzador que alguien pueda convertirse en altavoz de todas esas víctimas a las que culpabilizan bajo argumentos infames.

En definitiva, Invisible es una lectura tristemente obligatoria. A través de una prosa poética, Eloy Moreno va quitando esa venda que tantas conciencias ha oprimido conforme se suceden los capítulos. En un viaje al epicentro del problema, el de Castellón nos convierte en testigos directos (e impotentes) de cómo alguien se va apagando, inexplicablemente, hasta resultar imperceptible ante todos los demás.

“Y quizá, aunque eso nunca lo sabremos, vuelva a ser visible para todos nosotros, para todos los que alguna vez hemos mirado pero no hemos querido ver, para los que hemos preferido girar la cabeza hacia otro lado, para los que hemos hecho del MIENTRAS NO ME TOQUE A MÍ, ESO NO ES PROBLEMA MÍO nuestra filosofía de vida.”

Por todo esto, se me plantea necesario recomendar esta lectura a todo aquel que se tope con este libro. Seas quien seas y tengas la edad que tengas…

Nunca es tarde para ser un poco más humanos. 

22 comentarios

  1. Hola Santi, he visto mucho en la web este libro últimamente y la verdad es que luego de leer tu reseña no me queda mas que apuntarlo, un tema que sin duda me interesa conocer mas.
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Eve!

      Muchísimas gracias por tu comentario. Me alegra muchísimo ver que te ha gustado mi reseña y que, encima, contribuye leas y disfrutes de esta novela.

      ¡Un abrazo grande!

      Me gusta

  2. Hola, Santi. Cuando vi este libro en novedades me gusto y supe que podría ser una buena lectura y ahora después de leer tu reseña sé que mi intuición fue acertada. Espero poder leer pronto Invisible.

    Un abrazo y feliz noche.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Carmen!

      Qué alegría verte por aquí. Espero, como dices, que leas dentro de poco esta gran novela que, en mi opinión, debería ser obligatoria para despertar conciencias.

      Me alegra mucho ver que gracias a mí te has acercado más a esta obra.

      Un beso y feliz noche a ti también.

      Me gusta

    1. ¡Hola, Cris!

      No sabes cuánto me alegra ver que he conseguido convencerte. Normalmente a mí me cuesta la literatura juvenil, y es por ello que prefiero leer otros títulos. Pero cuando pusieron ante mí este, no pude evitarlo… Quizá fue una intuición. Quién sabe. La cosa es que sé que esta historia me acompañará siempre.

      ¡Un beso grande!

      Me gusta

  3. Hola Santi, ¡buenos días!
    Creo que tu reseña hace aún más bonita la lectura que recomiendas, como siempre.

    No creo que termine la semana sin que yo empiece “Invisible”. Me parece vital crear conciencia y calar algo más hondo de la superficie en los entornos escolares.

    Es muy necesario (subrayado y en negrita) que los adultos asuman las responsabilidades que les corresponden como educadores. ¿Podemos exigir actos heroicos y valientes a los compañeros del niño acosado cuando su tutor demuestra una actitud pasiva, cobarde y silenciosa? ¿Cuando el propio adulto adopta la postura más cómoda para su jornada laboral finita? Los niños son esponjas, y una situación de acoso exige gran implicación por parte de todos.
    Aplaudo a Eloy y te agradezco enormemente dar a conocer su trabajo.

    Muy feliz día,
    Nerea

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡¡Hola!!

      En primer lugar, mil gracias por ese comentario tan especial. Si hay algo que me gusta en mis reseñas es darles mi toque personal. Y es un placer ver que lo he conseguido.

      Espero que puedas leerlo lo antes posible y que me des tu opinión. Y, efectivamente, estoy completamente de acuerdo contigo. Lamentablemente este tema puede dar lugar a muchos debates, pero si hay algo objetivo es el hecho de que no tienen solo la culpa esos compañeros que agachan la cabeza ante estas situaciones. Y es lo que le agradezco a Eloy, quien ha sido capaz de dar visibilidad y criticar este tipo de comportamientos.

      Me alegra mucho verte por aquí.

      ¡Un abrazo muy grande!

      Me gusta

    1. ¡Hola!

      Espero haberte convencido un poquito más y que te atrevas a leerlo. La verdad es que se lee muy rápido y deja en ti un recuerdo eterno.

      Muchas gracias por pasarte.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

    1. ¡Hola, Inés!

      Yo es la primera novela que leo del autor. Desde ahora seguiré sus pasos de cerca y quizá me lance con alguna de sus publicaciones. Me alegra mucho ver que he conseguido acercarte a este trabajo. Espero que puedas echarle el ojo y compartas con nosotros tu opinión.

      ¡Abrazos!

      Me gusta

  4. No lo tengo claro Santi, en principio por el tema, que aunque me parece interesante socialmente, no tanto cómo lectura para mí. Y además este autor me gustó mucho con su segunda novela, pero apenas pude terminar la primera… así que creo que lo dejo pasar.
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Carol!

      Muchas gracias por pasarte a comentar. Una pena eso que me comentas. No obstante, espero que puedas darle una oportunidad en algún momento y compartas con nosotros tu opinión. Y, si no, pues tampoco pasa nada, oye.

      ¡Un abrazo grande!

      Me gusta

  5. Desde que leí hace unos años «El bolígrafo de gel verde» no he vuelto a leer a Eloy Moreno. Ahora, después de pasar por tu reseña, creo que «Invisble» podría ser un reencuentro perfecto. Se intuye una lectura difícil y triste, pero por la que se debe pasar. Gracias por la recomendación.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Jesús!

      Pues me alegra cantidad que, gracias a mí, te reencuentres con Eloy. Es una lectura dura y, sobre todo, impotente. Efectivamente, creo que todos deberíamos pasar por ella para abrir un poco más los ojos.

      Espero que lo leas pronto y nos cuentes.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  6. ¡Hola Santi!
    La verdad que no he leído nunca a Eloy Moreno, pero no es por falta de ganas. Simplemente creo que para sus novelas tengo que estar preparada psicológicamente y después de leer algunas que otras novelas que no son santo de mi devoción y que se han convertido en peores lecturas del año, creo que merezco tomarme un kit-kat y ponerme con él. Porque solo he oído comentarios gloriosos de ‘El regalo’ y de ‘Invisibles’ de momento solo he leído tu reseña. Tampoco quiero taladrar mi cabeza con reseñas ya que me gusta llegar virgen a una lectura y con tu reseña lo que me ha quedado claro es que es una lectura para todos los públicos en el que Eloy le da con el látigo a la devastadora realidad social y escolar en la que estamos sometidos diariamente. No sé por qué me da en la nariz que el autor trata temas sobre acoso. He seguido un poco lo que es su recorrido y se hace muy cercano al lector pequeño. A la juventud. Porque él sabe donde tiene que indagar e intentar entrar dentro de ellos; porque son el futuro, y como ya no se puede trabajar desde el pasado está intentando solucionar con cada publicación los siguientes años.

    Sé que leerlo me va a costar invertir en muchos paquetes de pañuelos. Quiero creer que no, que seré fuerte. Que Eloy no buscará la lágrima fácil y que nos pondrá en antecedentes de todo eso que él ha visto y que es el único valiente en decir.

    ¡Gracias por la reseña!
    Un besín 😉

    Etérea

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Carol! ¡Qué alegría verte por aquí!

      Me alegra muchísimo ver que gracias a mi reseña, vayas a darle la oportunidad a Eloy. Efectivamente, le da con el látigo y, desde mi perspectiva, no recurre a la lágrima fácil,sino que utiliza la cruda realidad para llenarnos de emociones muy dispares.

      Espero que lo leas pronto y nos cuentes

      ¡Un besazo!

      Me gusta

  7. Hola Santi!

    Pues sí. Hay libros que no se deberían categorizar por edades porqué valen de 8 a 120 años. Vale que haya algunos que se pueden estandarizar, pero simplemente no es algo que se cumpla con todas las publicaciones editoriales. Lo chungo es acercarse a los adolescentes de modo que no recaiga en el cliché como tan y tan acostumbradas nos tienen últimamente las editoriales.
    Me alegra un montón que Moreno haya mantenido un tono de crítica social y evolución psicológica en su novela. De qué sirve escribir si no vas a hacer abrir los ojos a alguien? Si no se va a aportar un mensaje? Todavía nos queda mucho por avanzar en este aspecto. A veces parece que hemos sustituido el ser personas por un infame bienquedismo.
    Un abrazo enorme!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .