Invisible

Editorial: Nube de Tinta
Páginas: 304
Edición: 2018
Género: Narrativa juvenil
Autor: Eloy Moreno

¡Hola, nómadas!

Hoy os hablo de un libro que, dicen, está removiendo conciencias y abriendo ojos. Por ello, cuando Nube de tinta me ofreció la posibilidad de reseñarlo, no lo dudé un instante y me lancé a descubrir qué hay tras Invisible, de Eloy Moreno.

Sinopsis

¿Quién no ha deseado alguna vez ser invisible?

¿Quién no ha deseado alguna vez dejar de serlo?

El problema es que nunca he llegado a controlar bien ese poder:

A veces, cuando más ganas tenía de ser invisible, era cuando más gente me veía, y en cambio, cuando deseaba que todos me vieran, era cuando a mi cuerpo le daba por desaparecer.

Reseña – Invisible

Si bien es cierto que hay determinadas lecturas que parecen adaptarse a un público específico, también las hay que, pese a lo que pueda parecer, no deberían asociarse a un sector o edad determinados.

Y es esto último lo que he encontrado en Invisible.

A través de una narración que alterna la primera y la tercera persona, una estructura ágil, capítulos breves y un vocabulario sencillo, Eloy Moreno hilvana una trama que nos arrastra a una sima de sensaciones. No por ello significa que se caiga en un simplismo gramatical. Simplemente, hay en cada párrafo un matiz diferenciador que ayuda a separar entre alguien que escribe una historia y alguien que la hace suya; la empatía. 

Es aquí donde recalo en los personajes. Decía el propio escritor que se le hacía muy complicado y arriesgado abordar esta novela desde la perspectiva de un adolescente. Tras leer estas palabras y compararlas con lo expuesto en estas 300 páginas, solo nos queda quitarnos el sombrero ante semejante extrapolación al papel. Cada hecho, cada acción y cada diálogo nos transportan a la época del timbre y el bocadillo en el recreo. Así, será de la mano de los protagonistas como nos vayamos acercando al abismo del que os hablaba antes.

Nostalgia, ilusión, miedo, justicia, amor, amistad e impotencia se convierten en los pilares fundamentales del argumento. Pero esto no sería posible sin una evolución psicológica excelsa que nos ayuda a asimilar el porqué (o el porqué no) de cada acto y/o consecuencia.

Por otra parte, me gustaría destacar el trasfondo que encontramos en Invisible. A través de la ironía, el sarcasmo y una autocrítica social devastadora, Eloy nos sitúa en los pasillos de cualquier instituto de cualquier ciudad. Sin identificar un espacio concreto, el lector es capaz de ubicar a los protagonistas en un marco espacio-social cercano. Y eso, al fin y al cabo, resulta una bofetada de realidad tremenda. Pero también necesaria. Cuando vivimos en una sociedad que agacha la cabeza ante los problemas, resulta esperanzador que alguien pueda convertirse en altavoz de todas esas víctimas a las que culpabilizan bajo argumentos infames.

En definitiva, Invisible es una lectura tristemente obligatoria. A través de una prosa poética, Eloy Moreno va quitando esa venda que tantas conciencias ha oprimido conforme se suceden los capítulos. En un viaje al epicentro del problema, el de Castellón nos convierte en testigos directos (e impotentes) de cómo alguien se va apagando, inexplicablemente, hasta resultar imperceptible ante todos los demás.

“Y quizá, aunque eso nunca lo sabremos, vuelva a ser visible para todos nosotros, para todos los que alguna vez hemos mirado pero no hemos querido ver, para los que hemos preferido girar la cabeza hacia otro lado, para los que hemos hecho del MIENTRAS NO ME TOQUE A MÍ, ESO NO ES PROBLEMA MÍO nuestra filosofía de vida.”

Por todo esto, se me plantea necesario recomendar esta lectura a todo aquel que se tope con este libro. Seas quien seas y tengas la edad que tengas…

Nunca es tarde para ser un poco más humanos. 

22 comments

  1. ¡Hola! Últimamente estoy viendo este libro por todos lados, pero creyendo que no me gustará ni me había molestado en mirar de qué va. No es para nada mi estilo, muy diferente a todo lo que estoy acostumbrada a leer, pero después de tu reseña me he quedado con tan buen sabor de boca que no puedo evitar añadirlo a mi lista de pendientes. Hay libros que son necesarios tengas la edad que tengas y, sin duda, este parece uno de esos. Es posible que me anima a darle una oportunidad 🙂
    ¡Nos leemos!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Sheila!

      Si te soy sincero, la literatura juvenil no es mi fuerte. He llegado a un punto en el que prefiero disfrutar de otro tipo de lecturas. No obstante, cuando vi este libro y supuse del tema que trataba, quise darle la oportunidad para saber cómo se orientaría. Me convenció la manera que tiene Eloy Moreno de dar visibilidad a este tema. Por ello, te recomiendo que leas esta novela cuando te sea posible y compartas con tu círculo más cercano el mensaje. Creo que te gustará. Además, se lee en nada.

      ¡Muchas gracias por pasarte a comentar y por dejarme ese comentario! Me alegra muchísimo saber que he cambiado tu opinión y que te he acercado un poco más a su lectura.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.