Orlando

Orlando

Editorial: Alianza Editorial
Páginas: 225
Edición: 2003
Género: Narrativa

Autor: Virginia Woolf


¡Hola, nómadas!

¡Aquí os traigo la primera reseña del año!

Aprovechando el libro del que os voy a hablar, me gustaría, antes, comentaros que éste se inscribe dentro de la iniciativa “Viajar leyendo autoras”, originaria en el blog de Readings in the North (que os recomiendo seguir en cuanto terminéis de leerme).

Pero, ahora, en este mismo instante, y a esta hora precisa, ya podéis leer mi opinión sobre Orlando, de Virginia Woolf.

Sin más dilación, ¡qué de comienzo el 2018 lector!

Sinopsis

Orlando narra las vivencias de un joven que vive desde la época Isabelina hasta comienzos del siglo XX. En su obra, Woolf nos hace reflexionar, anticipándose al Realismo mágico, sobre temas imperecederos como el amor, el rol del hombre y de la mujer, el paso del tiempo y la nostalgia por éste.

Como dijo Jorge Luis Borges en su traducción, “nos encontramos ante una novela difícilmente clasificable en la que colaboran la magia, la amargura y la felicidad”.

Reseña – Orlando

Sabía que mi primera cita literaria con Virginia Woolf no podía producirse en cualquier momento. Considerando que 2018 lo quiero orientar a descubrir y disfrutar la literatura femenina, qué mejor manera de emprender mi viaje que con uno de los estandartes históricos del feminismo.

Orlando se compone de cinco capítulos que se distribuyen a lo largo de la obra. Cada uno corresponde a uno de los siglos en los que el/la protagonista vive. Y digo el/la porque, a mitad de novela, el personaje sufre un cambio de sexo que nos ayudará a asimilar, desde otra perspectiva, el mensaje que nos transmite Woolf.

El ritmo pausado y las extensas descripciones invitan al lector a disfrutar de la lectura en momentos de calma que inciten a reflexionar y digerir las palabras y contundencia de Virginia. En un alarde de narrativa, originalidad y fantasía, la británica hace factible y veraz un viaje por cinco siglos distintos en lo que es considerado uno de los preámbulos del realismo mágico literario.

Atendiendo a esa labor que desenvolvía Virginia en pos de la justicia y la igualdad, encontramos, a lo largo de los distintos pasajes, mazazos directos a nuestra conciencia en forma de párrafos de condición eterna. 

“Recordó cómo de muchacho había exigido que las mujeres fueran sumisas, castas, perfumadas y exquisitamente ataviadas. <<Ahora deberé padecer en carne propia esas exigencias>>, pensó, <<porque las mujeres no son (a juzgar por mí misma) naturalmente sumisas, castas, perfumadas y exquisitamente ataviadas. Solo una disciplina aburidísima les otorga esas gracias, sin las cuales no pueden conocer ninguno de los goces de la vida>>.” 

“<<Y no podré partirle la cabeza a un hombre o decirle miente su boca, o desenvainar la espada y atravesarlo, o sentarme en el Parlamento, o usar corona, o figurar en una procesión, o firmar una sentencia de muerte, o mandar un ejército, o caracolear por Whitehall en un corcel de guerra, o lucir en mi pecho setenta y dos medallas distintas. Solo me será permitido, en cuanto haya pisado el suelo de Inglaterra, servir el té y preguntar a mis señores cómo les gusta. ¿Azúcar?, ¿leche?>>.”

Pero, si bien el feminismo configura uno de los principales temas de la obra haciéndonos empatizar con la Orlando mujer y sus monólogos internos, también hay hueco para aspectos como el amor, la nostalgia del paso del tiempo y la naturaleza.

“La Princesa ya no pudo contener la risa, y Orlando, encontrándose con sus ojos por encima de las cabezas de jabalí y de los pavos reales rellenos, se rió también. Se rió, pero la risa se le heló en maravilla. ¿A quién había querido, qué había querido hasta entonces?, se preguntó en un cúmulo de emoción.” 

“El amor había sido para él un poco de aserrín y cenizas. Los goces que le había dado parecían infinitamente insípidos. Se asombraba de haberlos soportado sin bostezar. Mirándola se derretía el espesor de su sangre; el hielo se volvía vino en sus venas; oía correr las aguas y cantar los pájaros; brotaba la primavera sobre el duro paisaje invernal….”

En un título en el que abundan las introspecciones, también eran imprescindibles las alusiones a la literatura y a la vida, conceptos que se dan la mano persiguiendo un fin común. 

“Pero, ¿qué otro recurso le queda al biógrafo abandonado por su héroe en el trance en que ahora Orlando nos abandona? La vida, según convienen todos aquellos cuya opinión vale algo, es el único tema digno del novelista o del biógrafo; la vida, según esas mismas autoridades, nada tiene que ver con estar sentada en una silla, pensando. El pensamiento y la vida son polos opuestos.”

Orlando va más allá de una novela original repleta de descripciones y meditación.

La época, la valentía y la audacia de Virginia Woolf convierten este libro en una joya necesaria por su trasfondo e intención. Su defensa por la equidad, por los tesoros naturales y su feroz, a la vez que elegante, crítica a los roles establecidos y perpetuados a lo largo del tiempo son motivos suficientes para despertar responsabilidades que, a día de hoy, son necesarias para hacer del mundo un lugar mejor.

14 comments

    1. ¡Hola, Carmen!

      Me alegro de que mi reseña te haya ayudado a decidirte. Espero que puedas disfrutarlo muy pronto y leer qué te parece.

      Muchas gracias a ti por leerme y comentar.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

    1. ¡Hola, Yolanda!

      Me alegro de que hayas descubierto esta obra gracias a mí y de que tengas ese propósito para este año nuevo. Espero que puedas descubrirla muy pronto y que nos hables de ella.

      Muchas gracias por pasarte a comentar.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  1. ¡Hola Santi!
    ¡Qué bien que tu primera reseña sea de una de las grandes obras de Virginia! Tengo pendiente leerla y será lo próximo que lea suyo, sin duda alguna. Es una obra maravillosa, muy adelantada a su época, como todo lo de Virginia y me ha encantado cómo has sabido captar las notas esenciales de ella, ¡lo que no es fácil! El personaje de Orlando se inspira en otra gran escritora, mucho más desconocida pero que también es brillante: Vita Sackville-West con quien tuvo una peculiar relación que en aquella época hizo correr ríos de tinta. Si te interesa, te aconsejo que leas “Toda pasión apagada”, la considerada gran obra de Vita que tiene muchos ecos Woolfianos 😉
    Gran reseña! Empiezas el año con fuerza y me encanta la idea de que este año vayas a leer más autoras. ¡Nos leemos!
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Raquel!

      Espero que puedas disfrutar pronto de esta novela. Es para enmarcar y colocar a mano en la estantería para echarle un ojo de vez en cuando. Me gusta mucho el mensaje que transmite Virginia y su manera de hacerlo. Tengo muchas ganas de seguir leyéndola a lo largo de este año.

      Muchas gracias por pasarte a comentar.

      ¡Un abrazo enorme!

      Me gusta

    1. ¡Hola!

      Me alegro de que causara en ti esa sensación. Es una delicia el estilo de Virginia y seguro que lo vuelves a disfrutar desde otra perspectiva incluso diferente.

      ¡Un beso!

      Gracias por pasarte. 🙂

      Me gusta

    1. ¡Hola!

      Me alegra mucho verte por aquí Yo también quiero leer ese libro, así que seguro que dentro de poco le doy una oportunidad.

      Muchas gracias por tu comentario.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  2. ¡Hola Santi!

    Pues fíjate que yo también tengo pensando leer más autoras este año y Woolf está entre mis candidatas. Hace poco encontré un ejemplar de mi abuela de “La señora Dalloway”, así que ese será mi primer título. Si lo disfruto no me importaría nada repetir con este título que nos traes hoy. Los textos que has seleccionado del libro es lo primero que leo de la autora, y me han encantado…además preveo una historia super interesante. Lo tendré en cuenta para leer en cuanto pueda 😉

    Besitos

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola!

      ¡Qué bonito que encontrases ese ejemplar! Seguro que es muy especial y que eso te hará disfrutarlo aún más. Todo el libro está lleno de textos para enmarcar, ¡pero no es plan de ponerlos todos!

      Espero leer pronto tu opinión sobre Woolf.

      ¡Un abrazo grande!

      Me gusta

  3. ¡Hola! *__*

    MI LIBRO FAVORITO. Ay, ¡no imaginas lo mucho que me gustó! O sí… porque lo has vivido por tu propia cuenta. He notado que has incluido bastantes citas y no me extraña en absoluto; todo es para marcar. Tengo publicada una entrada con citas extraídas de este libro, y son un gran número. ¡Me-encanta! Por cierto, ¿has visto su adaptación cinematográfica? ¡También me gustó mucho!

    Un gran abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Diana!

      Qué alegría verte por aquí, y mucho más el ver que he reseñado tu libro favorito. Toda la razón en que tiene innumerables citas que remarcar. Es una obra preciosa y única.

      Me apunto la adaptación para verla cuanto antes y fiarme de tu criterio.

      ¡Un abrazo grande!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.