Narrativa, Reseñas

Por quién doblan las campanas

Power by WinArgentina at http://www.winargentina.com/

Editorial: DEBOLSILLO
Páginas: 560
Edición: 2009
Género: Narrativa Contemporánea
Autor: Ernest Hemingway

 

Diciembre llega avisándonos de que el año toca a su fin. Poco a poco vamos tachando de la lista esas cosas que nos quedaban pendientes por hacer. Hoy os traigo la reseña de un libro al que llevaba esperando mucho tiempo; Por quién doblan las campanas, de Ernest Hemingway.

Sinopsis

En la que es considerada su gran obra maestra, Ernest Hemingway nos habla sobre Robert Jordan, un profesor de español natural de Montana que lucha como voluntario junto a los milicianos republicanos en una región montañosa española. El joven tiene un único objetivo; hacer explotar un puente con el fin de evitar la contraofensiva del bando sublevado de Franco. En esta localización, Robert descubrirá el significado de la guerra y conocerá a María, una joven rescatada por parte de los milicianos de manos de los fascistas.

Reseña – Por quién doblan las campanas

¿Por qué no lo he hecho antes? Es la pregunta que se ha formado en mi mente tras acabar la novela de Hemingway.

Por quién doblan las campanas es un libro que tenía anotado en mis pendientes desde hace tiempo. Ernest Hemingway nos traslada a la época de la Guerra Civil española junto a Robert Jordan y a los milicianos a los que acompañará a lo largo de su misión.

Allí, en las montañas de la Sierra Norte de Madrid, el voluntario Robert Jordan nos enseña cómo era la vida de los guerrilleros durante aquella complicada (y negra) época. Temas como la camaradería, la traición, la amistad, el amor y lo absurdo de los conflictos son perfectamente reflejados a lo largo de la obra del autor estadounidense. 

Los personajes nos abren un gran abanico en el que encontramos comportamientos psicológicos de lo más variado. Hemingway hace gala de una prosa exquisita y directa que gana al lector sin ningún tipo de duda. Así, mientras se suceden los hechos, es imposible no sentir un gran cariño por Robert, Pilar, Anselmo, María y compañía.

Dice el escritor Juan Villoro que esta novela le dio a Hemingway lo mejor y lo peor que puede haber para alguien con la mentalidad de un atleta: un triunfo insuperable. Creo que no podría encontrar mejores palabras para hacer una crítica de este libro.

Conforme se suceden los acontecimientos (no olvidemos que la trama de la historia en sí es la misión de Robert Jordan), podemos encontrar diálogos, reflexiones y monólogos que nos invitan a recapacitar y a pensar en las relaciones, en la amistad, en el miedo, en la injusticia, en el compañerismo, en la lealtad y, en definitiva, en la vida. Pese a que es algo que puede sonar a obviedad, es impresionante la manera en la que Ernest nos describe lo absurdo de la guerra a través de los protagonistas, quienes, a veces, no llegan a entender por qué tienen que llegar a tal situación y matar a personas que, pese a las diferencias ideológicas, bien podrían ser hermanos.

Así lo refleja John Donne en la introducción del libro, la cual os escribo aquí para que os hagáis una idea de lo que pretendo contaros:

“Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, al igual que si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y, por consiguiente, nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas; doblan por ti.”

Retomando el hilo de la reseña, cabe destacar (como opinión personal), que este libro debe ser disfrutado en la más absoluta tranquilidad. Es un libro que remueve, que trasciende y que te inquieta por dentro. Va más allá de una historia y de una narración. Tiene un mensaje que es difícil de explicar con palabras y que, por ende, tiene que ser asimilado con su lectura. Por eso, huelga decir que el final de la historia (que lógicamente no os voy a contar) es uno de los finales que más me ha emocionado de todas las novelas que he leído. Otra vez vuelvo a una opinión más subjetiva y os digo que, de verdad, me causó mucha impresión terminar el libro por la carga de sensaciones y sentimientos que produjo en mí. 

Para terminar, me gustaría añadir que es una historia que me ha invitado a la reflexión y que, como ya dije con Benedetti la semana pasada, me ha hecho ver de manera diferente las cosas. Por eso, me gustaría escribiros uno de los párrafos que más me ha llamado la atención y que espero que disfrutéis allí donde me estéis leyendo:

“No te engañes acerca del amor que sientas por alguien. Lo que ocurre es que las más de las gentes no tienen la suerte de encontrarlo. Tú no lo habías sentido antes nunca y ahora lo sientes. Lo que te sucede con María, aunque no dure más que hoy y una parte de mañana, o aunque dure toda la vida, es la cosa más importante que puede sucederle a un ser humano. Habrá siempre gentes que digan que eso no existe, porque no han podido conseguirlo. Pero yo te digo que existe y que has tenido suerte, aunque mueras mañana.”

Espero que os haya gustado y que os animéis a leer este libro que, sí, también es necesario para nuestro pequeño mundo interno. También quiero ver vuestros comentarios y que, si es posible, abráis un debate para comentar si habéis leído o no el libro y, si lo habéis hecho, dejéis vuestras impresiones.

¡Gracias por todo!

¡Nos vemos pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s