Narrativa, Reseñas

La tregua

la_tregua

Editorial: Alianza Editorial
Páginas: 208
Edición: 2011
Género: Narrativa
Autor: Mario Benedetti

¡Ya ha llegado junio y con él os traigo una nueva reseña!

Hoy os escribo sobre una de las mejores y más completas obras de Benedetti; La Tregua.

Sinopsis

Si bien Benedetti es más conocido por su obra poética, La Tregua es una de sus novelas que mejor acogida ha tenido entre los lectores.

En ella nos expone la gris rutina en la que se ve sumida la clase media urbana en forma de diario personal. La trama se centra en el momento próximo a la jubilación de un trabajador viudo. Éste ve pasar sus días entre la oficina y las tensas y complicadas relaciones que mantiene con sus hijos.

Pero todo cambiará cuando menos lo espere. La vida le dará otra oportunidad en forma de relación amorosa que le servirá de liberación en su batalla rutinaria contra la soledad y el paso inexorable del tiempo.

Reseña – La tregua

Hay libros que te entretienen, otros que te hacen reír, o llorar, los hay que incluso te hacen temblar de miedo, pero La Tregua es de esos pocos que dejan tus sentimientos al desnudo. 

Me he encontrado ante una novela que habla de todas las inquietudes que, tarde o temprano, asaltan nuestras mentes. En ella nos enfrentamos a temas como el amor, la crítica social y política, la deshonra y el valor del hombre.

Los protagonistas pertenecen a la clase media trabajadora. Todos manifiestan sus propios miedos y conflictos internos en los que, de una u otra manera, me he visto reflejado.

El trato de la prosa y la forma de narrar la historia son exquisitos. He saboreado y digerido cada página a la par que un torbellino de sensaciones me sacudía como si nada. 

Por último, y para que os hagáis una idea de lo que os hablo, os dejo uno de los párrafos que más me ha gustado:

“Hay gente que entiende lo que está pasando, que cree que es absurdo lo que está pasando, pero se limita a lamentarlo. Falta pasión, ese es el secreto de este gran globo democrático en que nos hemos convertido. Durante varios lustros hemos sido serenos, objetivos, pero la objetividad es inofensiva, no sirve para cambiar el mundo, ni siquiera para cambiar un país de bolsillo como este. Hace falta pasión, y pasión gritada, o pensada a los gritos, o escrita a los gritos. Hay que gritarle en el oído a la gente, ya que su aparente sordera es una especie de autodefensa, de cobarde y malsana autodefensa. Hay que lograr que se despierte en los demás la vergüenza de sí mismos, que se sustituya en ellos la autodefensa por el autoasco.” 

¿Queréis más?

Pues ya sabéis qué hacer: ¡Correr!

Corred a leer e id predispuestos a que vuestros sentimientos se vuelquen y queden a flor de piel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s